Seleccionar página

El objetivo de este post es aclarar la diferencia entre una casa modular y una prefabricada ya que aunque se parezcan no son lo mismo, ni se parecen tanto como crees. Y es que el sector inmobiliario y de la construcción está sufriendo una transformación a consecuencia del cambio de pensamiento de la sociedad que demanda un tipo de viviendas e inmuebles ecológicos, flexibles y modulares.

Construcciones modulares como las casas de hormigón, edificios prefabricados o las viviendas evolutivas son un tipo de vivienda cada vez más común en el paisaje urbano de las ciudades. Sin embargo, el término modular se suele confundir con prefabricado, por ello vamos a poner un poco de luz sobre el tema y aclarar todas las diferencias entre estos inmuebles.

¿Cuáles son las diferencias entre modularidad y prefabricación?

Aclarar estos términos es primordial para entender la gran diferencia entre en una casa modular y una prefabricada. Una casa prefabricada es una vivienda totalmente completa y lista para vivir. La clave de estos inmuebles es que se fabrican o elaboran a partir de diferentes secciones en una fábrica, sin embargo, este término se refiere sólo a la parte de “fabricación” que no colocación.

En otras palabras, las casas prefabricadas se montan en una empresa, taller o fábrica, pero de forma totalmente completa como las casas móviles, los contenedores de carga o de materiales ligeros como el PVC o la madera. El poco peso de estas construcciones es lo que permite su fácil manejo, transporte e instalación en el destino final.

La principal diferencia con las casas modulares son los materiales, el montaje y la modularidad. En una casa prefabricada se junta todo y los materiales son mucho más ligeros que en una modular (hormigón, piedra o cerámica), pero además, también son más pequeños.

Por último, comentar que los controles de calidad de las casas modulares suelen ser más estrictos que los de las casas prefabricadas. Esto se debe principalmente a los materiales y a los módulos ya que necesitan más operaciones y tienen más partes, por lo que es necesario un examen de calidad para cada una.

En cambio, una casa modular es un tipo de vivienda que se diseña y construye por partes, es decir, consiste en una serie de módulos que se hacen en una fábrica o taller y después son llevadas al lugar donde va a estar la casa para realizar su montaje final.

A continuación, os detallamos las ventajas de ambos tipos de vivienda por si tienes dudas entre una u otra:

Puntos positivos de las casas prefabricadas

  • Su principal característica es que se hacen en fábricas o talleres. La clave es que una vez construidas, se montan y se transporta la casa de forma completa hasta el destino final.
  • Los sellos de calidad y la normativa legal de estas casas son menos estrictos que las modulares ya que no tienen una base permanente o convencional.
  • El valor económico es menor que las modulares, esto se debe a varias razones, la primera es que son difíciles de ampliar y mejorar, y la segunda razón es que con el paso del tiempo pierden valor de venta.
  • Finalmente, su diseño no suele ser personalizado. El comprador elige entre varias viviendas ya construidas, lo bueno es que la recibe en su nuevo domicilio en cuestión de pocos días.

Características y beneficios de las casas modulares:

  • La normativa legal de estas casas es igual que las casas tradicionales ya que cumplen con los mismos códigos y normativa de construcción al construirse con bases permanentes en un lugar definido y concreto.
  • Otra característica es su alta resistencia, de hecho, son tan resistentes como las casas tradicionales, la diferencia entre ambas es que las modulares se tarda menos tiempo en su construcción
  • Su construcción es totalmente respetuosa con el medio ambiente.
  • Las casas modulares son más baratas que las tradicionales, lo único que varía con las prefabricadas es que en función de su tamaño su precio será superior o no.
  • La construcción de estas viviendas permite realizar viviendas de cualquier tamaño, además, se pueden ampliar en el futuro según los gustos y necesidades del cliente.
  • Una característica que valora mucha gente es la personalización, y es que a diferencia de las prefabricadas existe una gran variedad de diseños personalizables al gusto de cada usuario.

¿Qué vivienda es más cara, una modular o una prefabricada?

El factor más importante a la hora de comprar un inmueble suele ser el precio. Por esta razón, mucha gente opta por sistemas de construcción más baratos que las viviendas tradicionales como son los inmuebles modulares, las casas prefabricadas o la vivienda evolutiva.

Sin embargo, a pesar de ser más baratas que una casa tradicional el precio de una modular y de una prefabricada puede variar bastante en función del tamaño, los materiales y por supuesto la empresa que lo fabrique o la inmobiliaria que lo venda.

A continuación, vamos a explicar cuál es el precio medio de una vivienda modular y una prefabricada y cómo determinar cuál es la más económica. Debemos pensar que el precio medio de una casa prefabricada de unos 70 metros es de unos 600 euros por metro cuadrado, más el IVA, lo que hace unos 42.000 sin IVA.

Por supuesto, esto varía en función del diseño y falta el transporte, pero rondan un precio entre los 50.000 y 65.000 euros apróximadamente. Una casa modular puede costar lo mismo que una prefabricada, la diferencia son los materiales.

Recuerda que una de las ventajas de las casas modulares es la personalización. Precisamente, esta característica de personalización es lo que repercute en el presupuesto de nuestra casa. Piensa que somos nosotros los que diseñamos la casa a nuestro gusto y según los materiales que elijamos, el problema es que estos materiales son los que suben o bajan el precio final.

En definitiva, las casas modulares y prefabricadas son una opción cada vez más común para mucha gente que busca una concepción diferente de viviendas. ¿Y tú quieres conocer más sobre las viviendas prefabricadas? Entra en nuestro blog y conoce todo sobre las viviendas modernas.