Seleccionar página

Elegir solar para autopromoción de vivienda unifamiliar: a la hora de tener una vivienda propia existen diversas alternativas como la autopromoción que nos permiten construir una casa o piso a nuestro gusto y según nuestras necesidades. El problema es que para montar una casa necesitamos una finca y no todo el mundo tiene un terreno para construir en él. Además, no sólo vale tener una finca o terreno cualquiera, éste debe cumplir una serie de condiciones para que la vivienda que se haga en él sea habitable. Por ello, es importante elegir un terreno que cumpla todos los requisitos. De ahí que en este artículo os hablemos de las claves para elegir un solar para autopromoción de vivienda unifamiliar.

Claves para saber elegir solar para autopromoción de vivienda unifamiliar

Requisitos urbanísticos

Suponiendo que tenemos dinero para ejecutar la obra el principal escollo es la compra del terreno y su edificabilidad. Si logramos un solar que cumpla todos nuestros requisitos (ubicación, orientación, aspectos técnicos como dureza del terreno y valor, entre otros) todavía falta que supere las trabas y trámites burocráticos de los requisitos urbanísticos de nuestro municipio.

Y es que éste es otro tema, cada ayuntamiento o municipio tiene unas normas urbanísticas diferentes. Y es que mientras en Castellón de la Plana piden una altura en concreto en Cáceres o Mérida son menos exigentes (son casos supuestos, debemos consultar los requisitos de cada municipio ya que entre localidades cercanas y de la misma provincia o incluso área metropolitana cambia).

Comentar que en el caso de dificultad para elegir un terreno existen agencias inmobiliarias que os ayudan a elegir el solar que mejor se adapte a vuestras necesidades. Y si tenéis una parcela propia incluso os ayudan a montar la casa de vuestros sueños.

En caso de no tenerla es necesario buscarla y prestar atención a una serie de factores que influyen en la compra de un terreno o solar.

Los aspectos más importantes para elegir un solar para autopromoción son los siguientes:

El precio del terreno

Evidentemente, el valor de una casa se establece tomando como referencia el tamaño de la casa y de la finca donde esta se sitúa. Sin embargo, el precio del solar es relativo ya que aunque lo que de primeras parezca caro igual no lo es tanto por las siguientes razones: el terreno gana valor con el tiempo y si se construye una casa encima de un terreno a priori caro el valor de la misma aumenta si la queremos vender.

Un aspecto clave para valorar el valor de una parcela es el precio por metro cuadrado en los terrenos situados alrededor del que nos interesa. Esto nos da una idea aproximada del valor del mismo. Por otro lado, los solares se valoran según la regularidad, el tamaño, la accesibilidad y la conexión con los servicios básicos.

Por ejemplo, de poco vale que un solar sea barato si para acceder al mismo debemos construir una carretera, un muro y unos accesos que aumentan el valor de la obra a un precio que no merece la pena.

O por ejemplo, igual el terreno cuesta poco, pero luego resulta que la cimentación es más cara debido a que la orografía del terreno y de los materiales hace difícil la colocación de los cimientos. O sencillamente el terreno no es plano del todo y conseguir igualarlo nos cuesta una pasta.

Con esto queremos decir que la inversión en el terreno es fundamental y que lo que igual parece caro de primeras no lo es tanto en el futuro. La clave es tener localizados entre 3 o 5 fincas o solares que cumplan una serie de condiciones y elegir entre los mismos. Otro aspecto que los expertos recomiendan es valorar la opinión de dos profesionales, el arquitecto técnico responsable de la obra y un topógrafo al que le encargaremos el estudio geotécnico del terreno para valorar la inversión de la finca.

La ubicación del solar

La ubicación de una finca es vital por varias razones. Lo primero es que marcará la relación que tendremos con la ciudad y con el exterior. Por ejemplo, igual no nos importa vivir a unos pocos kilómetros de una urbe o ciudad. Sin embargo, igual nos interesa estar más alejados para tener paz.

Otro problema de la ubicación al margen del acceso a los servicios públicos es la orientación de cara al sol. Este aspecto influye en el gasto energético de la casa ya que mientras una vivienda ubicada cara al oeste tiene menos gasto que una orientada al este. Como todo depende en la vida, pero por norma general, una vivienda situada cara al oeste es más agradable en invierno ya que el sol se pone por ese lado y mantiene caliente la casa por la noche.

En el caso del lado este permite la entrada de luz sin sol directo. Tener una orientación hacia el sur es lo mejor para climas frescos ya que mientras la orientación hacia el norte capta menos sol y consume más en calefacción. Por ello, la norte es ideal para climas cálidos.

Y es que no es lo mismo construir en el norte de España que en el sur. La ubicación de un solar en Galicia o Asturias nada tiene que ver con Andalucía o Valencia. El tema de la ubicación también influye a la hora de las riadas e inundaciones. Es clave escoger una finca que no esté situada en una zona baja y que no sea un terreno propenso a las inundaciones.

Asimismo, el solar debe tener una cierta elevación para limitar las inundaciones en la parcela.

La nivelación y el terreno

El precio de una obra se dispara si tenemos que gastar mucho dinero en la cimentación y nivelación. Por otro lado, nivelar un terreno igual puede perjudicarnos en el aspecto de dejar menos terreno para edificar. Por lo que si es una parcela pequeña y tenemos menos de 200 metros para hacer la vivienda igual es un problema.

El coste de la misma se incrementará en función de lo que determine el estudio topográfico y geotécnico.

Obras y materiales

Antes de comprar un terreno que nos guste y que su precio por metro cuadrado esté bien está el tema del precio de la obra y los materiales. Estos aspectos, aunque no influyen directamente sobre el precio de un terreno, sí se tienen que tener en cuenta para el precio final de la obra y por tanto de la casa. Y es que igual hay gente que opta por comprar un terreno más barato aunque la casa sea con los materiales a su elección.

En cambio, otras personas prefieren gastar más en el terreno e invertir menos en los materiales y la obra. Todo depende, la clave es llegar a un cierto equilibrio entre ambos factores. Aunque definitivamente el terreno es la base sobre la que tendremos nuestra casa por lo que acertar con su compra es vital en la decisión final.

Esperemos que os hayan gustado estos consejos clave, en especial, si estáis en proceso de autopromoción de una vivienda familiar. Si os ha gustado este artículo y queréis seguir informados sobre el mundo de la construcción y la autopromoción no dejéis de visitar nuestro blog.

 

 

Pin It on Pinterest