Seleccionar página

Escoger una casa prefabricada es una de las mejores alternativas para el que quiere autoconstruir su vivienda y olvidarse de los problemas que trae la construcción tradicional como un precio superior, un periodo mayor de construcción y quizás el aspecto más importante, la comodidad de construir a nuestro ritmo y personalizar nuestra casa. Y es que elegir una casa prefabricada de hormigón o de madera tiene sus ventajas, pero hay que tener cierto conocimiento para tomar la decisión correcta.

Claves para elegir una casa prefabricada de hormigón o de madera

Por ello, en el artículo de hoy os vamos a dar las claves más importantes a la hora de escoger los materiales y definir cómo queremos que sea nuestra vivienda prefabricada. La primera pregunta y la más importante es, ¿qué clase de materiales tendrá nuestra vivienda? Responder a esta cuestión es vital por varias razones, una de ellas es el precio, el segundo motivo es que el hormigón y la madera tiene diferentes características y prestaciones.

Y finalmente, está el tema de la construcción y el precio y es que aunque ambos sean materiales baratos, tienen un precio diferente en función de la calidad y el diseño.

Diferencias en una casa prefabricada de madera y una casa modular de hormigón

Para escoger la casa de tus sueños debes saber cuáles son las ventajas del material que vayas a colocar. Y es que igual eres un amante de la madera, pero resulta que al final te decantas por el hormigón una vez sepas más cosas sobre este material. Pero las diferencias entre funcionalidad, diseño y estética no son las únicas ni las más importantes y es que una casa prefabricada de madera poco o nada tiene que ver con una casa modular de hormigón, pero que también puede ser de madera y/o acero.

Las casas prefabricadas de hormigón se conocen como casas modulares o casas de hormigón prefabricadas y aunque son parecidas a las de madera, no son lo mismo y tienen ciertas particularidades. La historia corta es que una casa de madera es una casa prefabricada que se monta a piezas en una fábrica y se monta o traslada entera.

En cambio, aunque la construcción de una casa modular también es prefabricada, es decir, se diseña y fabrica en una empresa específica y se puede montar por piezas, sin embargo, no se hace todo de golpe como una casa de madera. En resumen, ambas construcciones comparten procesos de prefabricación que no de montaje.

Casa móvil o transportable o vivienda prefabricada y modular

Aunque la diferencia parece nimia es clave entender el concepto de casa móvil y vivienda prefabricada. Esto se debe a que las normas de aplicación de una normativa u otra dependen de la clasificación de una u otra categoría. En España la mayoría de las casas transportables suelen ser de madera y no necesitan una base en su colocación ya que se pueden trasladar y mover de una parcela o terreno.

Esto tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. El beneficio principal es que la puedes colocar dónde y cómo quieras al igual que realizar su traslado. El problema es que si es una casa grande necesitarás un transporte grande para moverla, además de la molestia y el tiempo en la gestión. La idea es que la casa móvil permanezca bastante tiempo en su sitio.

Finalmente, la última característica y la diferencia con respecto a las prefabricadas es que estas casas no necesitan una base estructural para su colocación ya que incorporan todos los suministros públicos de energía y suelen tener generadores o placas solares para su alimentación.

El apartado anterior es clave para entender la diferencia entre una casa prefabricada de madera y una de hormigón, y es que mientras la primera se considera un bien mueble, es decir, no cuesta tanto dinero ni necesitas tanto trámite, ni licencia o proyecto ya que se pueden mover de un lado a otro.

En cambio, una casa modular de hormigón se considera un bien inmueble al igual que el resto de construcciones tradicionales y por lo tanto está regulada por la misma normativa, por lo tanto necesita los mismos requisitos que una casa normal, es decir, un proyecto, una licencia de construcción, un permiso de obra y obras de anclaje, además de contar con una estructura para su base y cimentación estructural.

Para entendernos, una casa transportable suele ser de madera por su ligereza y posibilidad de transporte, en cambio, las modulares pueden ser de madera, hormigón y acero y sus elementos, que no montaje son prefabricados. 

Una casa de madera transportable no necesita una base tan importante para su sujeción, sin embargo, una casa modular de hormigón sí que necesita una cimentación. La estructura de la base de la casa es la diferencia principal entre ambas viviendas.

Si tenemos en cuenta que la cimentación se considera una parte estructural y de seguridad de una casa ya que es el soporte sobre el que debe ir colocada debemos elegir un terreno adecuado y resistente que aguante las inclemencias del tiempo, sea estable y edificable. Otro aspecto a tener en cuenta es el tema de los permisos, una cimentación debe ir acompañada de un informe pericial que incluye las especificaciones topográficas y geotécnicas.

Comentar que en el momento que deseemos colocar electricidad, suministro de agua y gas lo podemos hacer con una casa mueble, pero debemos estar atentos a los requisitos del lugar donde estemos instalados. Y es que en cada Comunidad Autónoma tiene unos requisitos diferentes, por no mencionar que hay que pedir en el municipio donde residamos la ficha urbanística, la licencia de primera ocupación así como el pago de la cédula de habitabilidad que depende de cada lugar.

¡Recuerda, si tu casa prefabricada de madera no está dada de alta como vivienda y no tiene suministros no paga estos impuestos! En cambio, si desea tener la documentación de las casas de toda la vida puede darse de alta en estos servicios.

¿Qué cuesta más una casa de madera o una casa modular de hormigón?

La respuesta es sencilla, una casa prefabricada de madera es más barata que una de hormigón modular y es que mientras la primera se puede poner y colocar donde queramos, la segunda es fija. Eso sí, sus ventajas son enormes ya que son más económicas que las viviendas tradicionales, se pueden ampliar en un futuro, son seguras y lo mejor de todo, personalizables y a medida.

Además, también se puede solicitar una hipoteca para estas casas lo mismo que sucede en una casa o piso normal. Pero eso sí, tenemos que tener en cuenta que si la casa está sobre suelo rústico, es decir, no podremos inscribirla correctamente en el Registro de la Propiedad, por lo que no tendremos la posibilidad de pedir una hipoteca.

Añadir que las casas modulares pueden ser de hormigón, acera o madera o la combinación de algunos o todos estos materiales. ¿Y tú vivirías en una casa modular de hormigón o una prefabricada de madera? Puedes conocer más sobre nuestros productos en nuestra página web.

Si quieres saber más sobre las casas modulares de hormigón, no dejes de leer nuestro blog sobre viviendas de diseño.