Seleccionar página

En el mundo de la construcción siempre surgen tendencias que triunfan entre el público, precisamente, una de ellas ha calado hondo entre personas amantes de la tecnología. Son las llamadas viviendas techie, es decir, aquellas casas que tienen tecnología por todos lados y son el sueño de alguna gente, pero sobre todo de aquellos que comparten el gusto por la tecnología además de la comodidad y control que permite la tecnología. Pero, ¿qué es una vivienda techie y qué entendemos por ella?

Es decir, existen viviendas modernas domóticas que permiten todo lo anterior, pero, ¿es eso es una vivienda techie? En realidad, la respuesta es más sencilla, aunque hay algunas diferencias que explicamos a continuación.

¿Qué es una vivienda techie?

Antes de definir lo que es una vivienda techie vamos a comenzar por explicar quiénes son y qué es un techie y por qué necesita una casa a su medida. Un techie es aquella persona que vive por y para la tecnología hasta el punto de mostrar un interés, en ocasiones hasta obsesivo y enfermizo por todo lo que representa la tecnología y los avances. Pero también puede referirse para las personas que consumen tecnología de una determinada marca o no de forma compulsiva.

Un usuario techie suele ser una persona joven ya que es pionera en la adopción de la tecnología, sin embargo, existen usuarios maduros y con conocimientos técnicos que se pueden considerar techies. Este público en general, y sobre todo, gente con dinero ha combinado la tecnología y el ladrillo para diseñar viviendas adaptadas a sus necesidades y gustos.

Estas viviendas se llaman techie porque están repletas de tecnología. Sin embargo, a diferencia de una casa que disponga de comodidades y servicios tecnológicos como la domótica es que una casa o vivienda techie incorpora un amplio abanico de tecnología que no tiene porqué usarse.

Por ejemplo, son casas con pantallas por todos lados, con comunicación y altavoces para escuchar música, canciones o vídeos de Youtube en cualquier lugar, incluso el baño o la piscina. En otras palabras, los techies llevan la tecnología a otro nivel y expanden su uso a todos los ámbitos, desde lo más cotidiano como pantallas en el baño o cocina hasta el entretenimiento como colocar consolas en todas las habitaciones o incorporar una mega pantalla en el salón para disfrutar del mejor sonido e imagen.

¿Cuáles son las características de una vivienda moderna y tecnológica?

Una casa tecnológica puede ser o no ser techie, la clave es el usuario que vive dentro de ella. La alta concentración de tecnología es la diferencia para definir una casa techie. Con esto queremos decir que una vivienda puede ser moderna y tecnológica, pero no tiene que ser techie.

Para que nos entendamos, una casa domótica es inteligente y usa la tecnología en nuestro beneficio. Así, puede incorporar elementos como:

  • Elementos tecnológicos pensados para el ahorro y comodidad de los usuarios.
  • Se puede controlar aspectos como la climatización, la gestión de recursos energéticos como la electricidad, el gas y el agua gracias a la combinación de electrónica y programación y zonificación de las zonas de ahorro.
  • Aplicaciones para encender y apagar las luces.
  • Automatización e integración de elementos electrónicos vía internet como el videoportero, la televisión, etcétera.

Es decir, una casa tecnológica eficiente aprovecha los recursos gracias a las ventajas de las distintas tecnologías. Sin embargo, una casa techie es aquella que no tiene que incorporar lo anterior, pero sí puede tener tres pantallas por habitación, conexión wifi sin problemas de cobertura en toda la casa o luces de led y adornos tecnológicos.

Es decir, es un derroche tecnológico que no tiene que aprovechar los recursos energéticos ni naturales de la casa. Se trata de implantar los gustos tecnológicos del usuario. Eso sí, existe cierto público con conocimientos técnicos que sí aprovechan y combinan la tecnología para conseguir una casa techie con funciones de “domótica”, pero que no llega a serlo al 100 %.

O incluso también hay un porcentaje de gente, en especial, rica que tiene el dinero por bandera y quiere una casa con los últimos avances del sector. Esta gente suelen ser CEOs, directores generales de empresas de Silicon Valley, donde en parte se originó el fenómeno de estas casas.

Pero estas casas no tienen que comprender funciones de la domótica, ni tener sistemas automáticos para aprovechar los recursos y mejorar la calidad de vida de los usuarios. Aunque esto suele ser raro, ya que la gente con dinero solicita el diseño a arquitectos que saben lo que hacen y suelen aprovechar lo mejor de los dos mundos, la domótica y la tecnología.

Es decir, hacen casas enormes cómodas y automáticas al mismo tiempo que les dotan de los elementos tecnológicos que demanda el dueño que va a vivir en ella.

Una casa techie para todo el mundo

No todo el mundo tiene el dinero para construir la casa techie de los mega ricos de Silicon Valley, sin embargo, eso no quita para que le podamos dar la forma que queramos a nuestra casa o piso. El límite de nuestro presupuesto es la imaginación ya que no hace falta tener mucho dinero para llenar la casa de cosas tecnológicas y útiles como un control de voz inteligente como el Amazon Echo o el Google Home.

También podemos colocar otros elementos como un Chromecast, consolas, luces de led, bombillas, altavoces o incluso tecnología obsoleta como vídeos VHS o Beta en nuestro salón. Por supuesto, si eres amante de Apple puedes colocar su centro de voz para usar con tu iPhone o Mac.

En definitiva, una casa domótica se parece a una vivienda techie, pero el que realmente define su casa es el que vive en ella. La clave es usar la tecnología y definir tu casa como quieras. Si un rico puede hacerlo, tú también.

¿Y tú quieres vivir en una casa y chalet hecho a tu diseño? Visita nuestra página web y descubre nuestros proyectos. Nuestras casas modulares son totalmente personalizables y tú tienes el control para hacer la casa de tus sueños desde cero.