Seleccionar página

La tecnología avanza a velocidad de vértigo y llega hasta nuestras viviendas en forma de hogares inteligentes que nos hacen la vida más fácil. Y es que, aunque existe desde hace tiempo un sector como la domótica, las nuevas tecnologías han revolucionado el sector de la vivienda. De todo esto y más aspectos positivos como cuáles son las ventajas de una smart home o casa inteligente nos vamos a centrar en el artículo de hoy.

¿Qué es una casa inteligente o smart home?

Una casa inteligente se caracteriza por hacernos la vida más fácil y se trata de una vivienda que está especialmente diseñadas para permitir a sus usuarios vivir según sus necesidades al aprovechar todos los beneficios que nos ofrece la tecnología. Además, algunas de los diseños más modernos de las casas inteligentes están realizados desde un punto de vista arquitectónico que integra el control y aprovechamiento de todas las actividades del hogar desde un solo lugar.

Una de las ventajas más importantes y características de estos hogares modernos es el aprovechamiento de todas las tecnologías para el uso y consumo del ahorro energético. Se usan y combinan tecnologías verdes como placas solares, la informática, la electrónica, la electricidad y energías (en algunos casos, la geotermia) para mejorar el control de la temperatura, el control de la iluminación y la gestión de todos los electrodomésticos.

Las casas inteligentes no son algo de nuestros días, sino ya existían hace años viviendas destinadas a mejorar la vida de sus usuarios, por ejemplo, en los años 80 eran comunes las casas pasivas que usan los recursos de la arquitectura bioclimática para reducir el impacto y consumo de energía gracias a una mejor eficiencia energética.

La diferencia entre las casas pasivas, passive house o passsivhaus y una smart home es el uso de las nuevas tecnologías que permiten que sean inteligentes y la idea es que en el futuro se puedan regular y gestionar a sí mismas.

Características de las casas inteligentes

Aunque el control y la auto gestión parecen conceptos lejanos, lo cierto es que grandes empresas como Apple, Google y Amazon están invirtiendo recursos en forma de Inteligencia Artificial, dispositivos de control para las casas como Alexa, Amazon Echo y otros aparatos inteligentes que nos permiten controlar la casa desde una única máquina.

El desarrollo de las grandes multinacionales en el sector vivienda está apuntando cómo va a ser el futuro. Aunque hoy en día dispositivos como Alexa, Amazon Echo y similares están limitados al control de aspectos como control de voz, conexión a internet, control de temperatura, luz y gas se espera que avancen en unos pocos años lo suficiente como para que controlen todos los aspectos de nuestra casa.

Esto será con la llegada del Internet de las Cosas o IoT (del inglés, Internet of the Things) para el año 2020 cuando se calcula que millones de aparatos electrónicos estarán conectados y comunicados por la red. De momento, la inclusión de estos aparatos de control proporciona suficientes beneficios.

De hecho, las ventajas de una smart home son pocas, pero crecerán en un futuro. A continuación, detallamos las más importantes:

  • Modificación local o remota de funciones como la seguridad, la temperatura, energía y similares.
  • Diseño inteligente en forma de conjunto.
  • Es aplicable a casas, apartamentos, segundas viviendas, casas rurales, etcétera.
  • Es una combinación de usar diferentes tecnologías ( electrónica, informática y electricidad) con un mismo beneficio, mejorar la calidad de la gente que reside en la casa inteligente.
  • Colocación de habitaciones con una seguridad personal como habitaciones del pánico o lugares reforzados destinados a la prevención de ataques, robos y situaciones de riesgo como terremotos e incendios.
  • Regulación de la temperatura del interior de la vivienda desde cualquier rincón gracias a una instalación central que comunica todas las estancias.

Principales ventajas de una smart home o casa inteligente

Aunque hemos citado algunas ventajas de una smart home como la comodidad, el ahorro energético y la inversión inteligente de los recursos de la casa existen otros beneficios que citamos a continuación.

Las ventajas de una smart home o casa inteligente no se ciñen sólo a los usuarios y la gente que vive en ellas, sino también piensan en el medio ambiente gracias a la reducción de consumo de energía gracias a la aplicación de la sofisticación energética y la aplicación de la misma al desarrollo, construcción y mantenimiento de la vivienda.

Por ejemplo, la combinación y aplicación de nuevas tecnologías en viviendas ecológicas como las casas modulares de hormigón incrementa de por sí la alta eficiencia que cuentan estos hogares.

Además, la adaptación de estas viviendas modulares gracias a materiales como el hormigón permiten su uso en cualquier lugar sin importar lo dura que sea la climatología. Si a todo lo anterior se juntan elementos de control de temperatura, gestión energética, control de apagado de la luz y otros sistemas característicos de las casas inteligentes hacen que sea una combinación perfecta.

Sin embargo, una de las ventajas de una smart home es que se adaptan a toda clase de viviendas, no solo modernas y de nueva construcción, sino también antiguas por lo que es posible mejorar la vida de personas mayores o cualquier persona que viva en ellas.

Si la adaptación es una ventaja existen más beneficios como son:

  • Detección de la gente que entra y sale de nuestra casa, ideal para controlar a las mascotas y niños pequeños.
  • Se puede incorporar a nuestro jardín para controlar el riego y el agua a las plantas a través de sensores de presencia en los aspersores.
  • Control inteligente de casi cualquier aspecto en la casa (luz, temperatura, energía, gas, electricidad, velocidad de internet, en definitiva, todo lo que queramos) desde un punto central que se puede repartir a todas las habitaciones.
  • La gestión y seguridad está asegurada al ser posible hacer un circuito cerrado.
  • Se puede controlar todo desde un punto central o a través del móvil, una aplicación o tableta.
  • Programación y encendido de electrodomésticos, calefacción y persianas cuando mejor nos convenga o sea más barato su uso. Por ejemplo, podemos tener el toldo todo el día si estamos en la playa y que al llegar por la noche se pliegue. O si es invierno que se encienda la calefacción una media hora antes de llegar a casa para que esté caliente, etcétera.

En resumen, las ventajas de una smart home son enormes y variadas y posiblemente aumenten en el futuro con la llegada de nuevas tecnologías como al inteligencia artificial y nuevas técnicas de arquitectura.

¡Bienvenidos al hogar del futuro! ¡Home, sweet smart home! ¡Y recuerda, si quieres conocer todo lo relacionado con el mundo de la construcción moderna no dejes de visitarnos!