Seleccionar página

El planeta está sufriendo el denominado cambio climático y un aumento de temperatura a consecuencia del incremento de los gases invernadero y la emisión de CO2. Muchos de estas emisiones son producidas por los combustibles fósiles como la gasolina, el carbón o el gas, para más exactitud la cifra de consumo mundial con estas energías está en torno al 75 %, ¡una auténtica barbaridad! Por ello, en este artículo os vamos a dar las claves para ahorrar energía en casa. De esta forma, podéis poner vuestro granito de arena para ayudar al planeta. Además, por si eso no bastara la reducción de consumo os ayudará a bajar la factura de la luz y de electricidad. Sigue adelante que te contamos todos los detalles.

Consejos para ahorrar energía en casa

Mide tu consumo

En nuestra mano está reducir el consumo de nuestra casa, por ello, aunque te parezca mentira la mayor reducción de tiempo y dinero está en el consumo que no se llega a producir. Lo más importante es acostumbrarse a conseguir unos pequeños hábitos diarios que nos ayudarán a reducir el consumo energético.

Está claro que lo mejor de todo es comprar viviendas ecológicas especializadas en la reducción de consumo, y lo mismo sucede con los electrodomésticos y materiales. La combinación de elementos como una calefacción de caldera de biomasa, la aeorotermia pozo canadiense o el sistema ACS de energía solar permite la nota más alta en la tabla de calificación energética y de consumo anual de la vivienda. De esta forma, nuestras viviendas ecológicas alcanzan unas cifras menos de 6,8 kg C02 por metro cuadrado y apenas un consumo de 200 euros año. Esto siempre es una media teniendo en cuenta una vivienda media de unos 90 a 100 metros cuadradas instalada en Madrid.

Sin embargo, no todo el mundo tiene la suerte o fortuna de poder comprar una nueva vivienda o adaptar la suya para reducir el consumo, pero no te preocupes que con unas pequeñas claves podrás conseguir buenos resultados en tu vivienda.

Para ello debes determinar tus electrodomésticos y tener una idea del consumo medio al mes en tu casa. Calcula varias veces, una en invierno y otra en verano ya que el consumo varía notablemente de una a otra fecha. Lo segundo es hacer una simulación mediante alguna aplicación el móvil, por ejemplo, puedes usar las siguientes apps

  • Meter Readings esta aplicación puede incluir costes, facturas y consumos mensuales para darte gráficos sobre tu consumo actual y te permite algunas maneras para reducir tu consumo energético. Lo mejor de todo es que es completamente gratis y una solución muy potente para medir el consumo de la luz de tu casa.
  • Mi Consumo Luz, esta aplicación de origen español te ayuda a medir el consumo de electricidad de tu vivienda. Te ofrece gráficos y medidores para calcular tu consumo y registrarlo a lo largo del tiempo. Además, los consejos que te ofrece te ayudan aplicar mejores hábitos de consumo y ahorro gracias a su vistosidad y facilidad de uso.

Nuestra recomendación es que escojas la aplicación que más te convenga ya que en el mercado existen muchas más.

Una vez sabes el consumo de tu vivienda es hora de comenzar a ahorrar. Vamos por partes y las diferentes zonas de la casa. Lo más común es empezar por la cocina ya que en esta habitación suelen estar los muebles que más consumen de toda la casa. Para ahorrar energía en casa es importante que sepamos cuáles son los electrodomésticos que más consumen, ten en cuenta que la lavadora, el lavavajillas y el horno son los que más consumen junto con la calefacción (siempre que sea eléctrica).

Si estos electrodomésticos tienen la etiqueta A, AA, o AAA, A+ es que son lo mejor del mercado y su consumo es el máximo de eficiencia energética. Sin embargo, no te fíes, no por ello dejes de aplicar los siguientes consejos:

  1. No utilices la lavadora a media carga, lo mismo con el lavavajillas.
  2. Usa programas cortos en la medida de lo posible.
  3. Si tienes tarifa de noche, activa estos electrodomésticos de noche.
  4. Prueba a activar los electrodomésticos con un enchufe automatizador para apagarlos en caso de que no puedas.

Otros consejos es que evites tenerlos encendidos mientras no los uses, y es que el enemigo del standby o la pausa es la causa de mayor consumo en nuestras viviendas. Los expertos calculan que el modo de standby de los aparatos eléctricos supone hasta un 20 % del consumo de la luz. Para que te hagas una idea, dejar tus electrodomésticos en este modo gasta mucho más que activar el aire acondicionado durante todo el verano, ¡una pasada, verdad!

Por último, toca hablar del frigorífico y es que este aparato se considera que es el rey del consumo de nuestra casa alcanzado un 30 % del consumo total. Para reducir su gasto evita situarlo cerca de fuentes de calor como chimeneas, ventanas que den de forma directa al sol. Otras medidas son mantener separado el aparato de la pared para que el motor ventile y respire, de esta forma puedes reducir un consumo del 15 % del propio frigorífico.

No metas alimentos excesivamente calientes dentro ya que bajan la temperatura y aumentan el consumo. Espera unas horas y después puedes introducirlos dentro sin problemas.

Utiliza el termostato para regular la temperatura y controlar el interior. No apiles alimentos dentro tapando los conductos de refrigeración, lo más recomendable es que respire para que no suba el termostato.

Haz una limpieza de vez en cuando. Además, aprovecha para ver la escarcha y en caso de que tenga descongélalo ya que la escarcha es una de las causantes del aumento de energía del frigorífico.

Por último, evita mantenerlo abierto, si tienes abierto el frigorífico puede llegar a estropearse. Para conseguir tenerlo siempre cerrado existen unas gomas que se colocan en lo alto de la puerta y la cierra de forma automática. Pregunta por ellos en tu ferretería.

En el caso de que un electrodoméstico consuma de más, no lo dudes y apágalo en caso de duda.

En cuanto a la iluminación y electricidad te contamos lo siguiente:

No dejes la luz encendida en las habitaciones vacías. Pinta las paredes de blanco para aumentar la luz en tu casa. Para ganar amplitud puedes optar por colocar espejos y cortinas o estores que aprovechan mucho la luz al aumentar su impacto visual. En verano enciende la luz lo más tarde posible ya que sobra la luz natural.

En verano para mantener nuestro hogar más fresco es una buena idea mantener las persianas bajadas en las horas más calurosas. Si usas toldos y ventiladores podrás reducir mucho la temperatura interior. Mantén el aparato de aire acondicionado en perfectas condiciones y hazle una pequeña revisión, de esta forma, evitarás sorpresas en el consumo. Colócalo en una zona de sombra para aprovechar mejor la energía.

Por último, usa el sentido común y ya verás cómo tu bolsillo lo nota. ¡Si quieres saber todo lo relativo al mundo de la vivienda ecológica y urbanismo sostenible, no lo dudes y no dejes de visitar nuestro blog!